Liberación

De pronto, un día me encontré frente a mi viejo cómplice; admiraba su vaivén y me hizo sentir que renacía. Le ofrecí estos versos en agradecimiento por aquellos tragos de paz que me obsequiaba mientras se llevaba un cúmulo de pesares.

OHGG, Abril 2018

Un millón de lágrimas derramadas
Cientos de noches en vela
Unas cuantas personas lastimadas
Al rendirse, el corazón se congela

La prisión de un amor no correspondido
La traición de un idealizado ser querido
Desilusión convertida en cadenas
Inexplicables castigos que parecen condenas

Búsqueda de errores sin sentido
Sensación de no haber desmentido
¿Sirve de algo el sufrimiento?
¿Cabe el arrepentimiento?

Después de la reflexión
Mirando en retrospectiva
Viene una premonición
Brindando la perspectiva

Adiós al dolor
Ni pensar en rencor
Por cada dos que ignoran
Hay diez que valoran

Hay camino adelante
Por fin invade la calma
Que te vaya bien farsante
Te quedas en desechos del alma

Publicado por El Chelancólico

Millenial mexicano apasionado del futbol y amante de los rompecabezas. Aficionado del canto y la escritura. Inmerso en los mundos de la cerveza y la analítica de datos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: